Resulta que siempre he caminado por el monte. Me escapo de la ciudad siempre que puedo, trabajo para vivir y no al contrario. Me gustaba quedarme en casa de mis abuelos en los veranos, siempre en pueblos pequeños. Nunca he llevado reloj, no voy (apenas) a chiringos de comida rápida y por la ciudad siempre me muevo en bicicletas viejas, arregladas y desvencijadas.Read More →

¿para qué quieres ser médico? Una decena de años enclaustrado, sudando la gota gorda, sacrificando tu vida; si luego vas a acabar en las urgencias de un hospital donde el borracho de turno te va a partir los morros porque su acompañante se ha muerto en el accidente de tráfico. … Toda la juventud sin fornicio, estás como un espárrago, más blanco que Jacko. Ni diversión ni parranda . pasa … Vete al gym, tócate los cojones, únete a un sindicato (que no sea del crimen, por favor) y afíliate a un partido político. La vida te irá mucho mejor.Read More →

Voy a apostar firmemente en esta afirmación. En internet sólo “crean” unos miles de personas . El resto de navegantes sólo tenemos una función primaria. Copiar y Pegar. Estoy convencido que hay una cuadrilla de chinos en superpobladas salas repletas de ordenadores generando contenidos, escribiendo y creando blogs, dibujos gif, wikis, fuentes para Windows y el resto de material original que circula por la red. El resto estamos prestos esperando estos contenidos para copiarlos, utilizarlos y copiarlos por nuestras redes favoritas. Eso sí. Nada de citar fuentes ni derechos de autor. Así que ya sabes. Copia, pega, recorta, usa. EtcRead More →

Pasarán los años y se sabrá la verdad. A mí me gusta aventurarme y como tal lo hago desde mis 100 palabras. Luego a toro pasado saldrán muchos diciendo ¡ os lo dije ! Estoy seguro que el comienzo de la decadencia de este muchacho está basado en una gran mentira. Michael Jackson tenía el síndrome de Peter Pan, y el perfil de este tipo de personas implica que adora a los niños, pero no sexualmente. Es un amor platónico a quienes sienten y padecen como él. Los niños… y apuesto un millón de dólares a que no me equivoco.Read More →