Me encontré a un conocido que no veía desde hacía casi una década. Empezamos a charlar un rato tomando un café en una terraza y vi que no recordaba muchas de las anécdotas del pasado. Le pregunté si le pasaba algo,  y me respondíó que sí: “Las Drogas y la Tauromaquía” me contestó. Me sorprendió lo segundo,  y le pedí explicaciones. Me dijo entonces que tenía la costumbre de ponerse hasta las cartolas y recorrer la rivera Navarra corriendo encierros, y que tanto golpe en la cabeza le había dejado atontolinado. Le contesté entonces que su problema entonces no eran las drogas.

encierros blog 100 palabras

encierros blog 100 palabras